Lo que nos gusta del running

3 claves para encontrar tus zapatillas de running

¿Cómo sabes que has encontrado el calzado adecuado para correr? Más allá de colores brillantes y características tecnológicas que llaman la atención, lo importante a la hora de elegir una zapatilla de deporte es la comodidad. Encontrar una zapatilla que se adapte a tus necesidades es crucial.

¿Con un par basta? Puede que para empezar si, pero si eres un runner con una larga trayectoria, te harán falta varios pares específicos para cada tipo de suelo. En la web tienes una gran variedad donde escoger.

3 claves para encontrar tus zapatillas de running

Durante los meses de verano, generalmente tomas diferentes rutas y te aventuras fuera de la pista habitual para explorar al aire libre, no importa si es en un sendero local cerca del vecindario o una ruta épica dentro de un parque nacional.

Correr por estos senderos ofrece serenidad, algo que no es probable que encuentres dentro de un entorno urbano o suburbano. Pero mientras te internas en el bosque, es imprescindible asegurarte de que tienes el calzado adecuado. No es lo mismo unas zapatillas para correr por asfalto, que unas para trail o para correr cuando llueve.

Por eso es importante que adquieras el tipo de calzado que necesites en cada ocasión. Lo ideal es que te puedas probar los pares, pues no hay mejor manera de saber si son cómodas que probándolo y probándolo.

También es importante que vayas con una idea clara de lo que quieres. ¿Quieres una experiencia suave y cómoda, o más firme y sensible?

Generalmente, los runners necesitan cierto nivel de amortiguación y protección para correr largas distancias, que no es la misma que para distancias más cortas.

Lo bueno es que en las tiendas especializadas en calzado deportivo, hay muchos asesores que te pueden ayudar a elegir lo que mejor se adapta a ti. En los mejores centros te van a analizar la pisada, para comprobar si eres pronador o supinador.

En general, lo mejor es optar por un zapato con el que tengas control de la pisada y no te apriete en ninguna zona.

Hay que diferenciar entre que sea ajustado, y que tenga un buen ajuste. La longitud tiene que ser la correcta, aunque la anchura es lo más importante.

Las zapatillas tienen que caber ajustados al talón, para que no haya deslizamientos, irritación o incomodidad durante la carrera.

El Drop es la diferencia de altura entre la suela en la zona de apoyo del talón y la zona de la puntera. Estudios recientes han demostrado que un Drop menor puede mejorar la postura de correr y facilitarla de forma más eficiente.

Pero ten cuidado, pues si es demasiado pequeña puedes sentir dolor en el tendón de Aquiles y los músculos inferiores de la pantorrilla, y es posible que necesites un período de adaptación.

Si un Drop más moderado (4 – 8mm) funciona para ti, busca eso.